Según relata Infobae, todo estaba preparado. La invitación la había cursado la gente de Telefe, no la productora Kuarzo, responsable del programa. Sin embargo, a pocos minutos de arrancar la grabación, Paulina dijo que tenía una ataque de pánico y se fue del estudio.

Los invitados y Andy quedaron sorprendidos ante semejante postura y algunos dijeron que cuando a Paulina Rubio se le explicó que la grabación duraba tres horas, habría decidido irse sin importarle nada las buenas costumbres y el compromiso que tenía asumido con el programa.

La cantante se excusó diciendo que tenía un ataque de pánico, pero los mal pensados creen que al enterarse de la cantidad de horas que había que grabar, decidió abandonar el estudio aduciendo un tema de salud.

Ante esto, la producción llamó rápidamente al Pollo Álvarez, por lo que se demoró más de media hora el arranque.

LEÉ MÁS

Furiosa y letal

Bien alto

Nati Jota reveló que 'zafó' del hijo de la fiscal acusado de abuso

Fuente:

Fuente: LMNeuquén >> lea el artículo original