La Asociación Obreros y Empleados Municipales Corrientes (AOEM) convocó para hoy, a las 9.30, a una asamblea  extraordinaria para poner en discusión con los afiliados la continuidad del vínculo con la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de Corrientes (Festramco). Más allá de lo expresado por cada institución, al parecer existen diferencias que van más allá de la representación de los empleados municipales. La pertenencia a  partidos políticos opuestos sería el motivo que ocasionó la ruptura entre ambas conducciones.
Desde la AOEM acusaron públicamente que como miembros de la Festramco no fueron notificados que el 12 de enero se renovaron autoridades. Sin embargo, el secretario General de Festramco, Jorge Molina, afirmó en diálogo con La República que 'es mentira' y explicó que las diferencias con la nueva conducción de la AOEM son anteriores a la elección de autoridades. 
'En la asamblea de Memoria y Balance, la conducción de la AOEM se hizo presente pero no quisieron participar', relató y agregó que 'después se sacaron una foto con la puerta cerrada y acusaron que les impedimos ingresar'.
Desde la Federación aseguran que la conducción de la AOEM está transmitiendo una versión que no se condice con los hechos porque aseguran que informaron y notificaron al sindicato de la asamblea de Memoria y Balance como del acto de renovación de autoridades.
'Hace 10 o 12 años publicamos todas las novedades en el mismo matutino y nos acusan que no lo comunicamos', aseguró. En ese sentido, dijo que cuando se renovaron las autoridades el 12 de enero los representantes de la AOEM estaban de vacaciones.
Molina reconoció a este medio que la conducción de la AOEM está ligada a la gestión de Eduardo Tassano porque hay autoridades y familiares que se desempeñan como funcionarios en la Municipalidad de Corrientes. 'El vínculo existe y eso es innegable', dijo pero aclaró que 'eso no nos importaría si la relación se daría de manera pacífica'.
Para Molina, las acusaciones de la AOEM dejan en evidencia que 'a la conducción no les  gusta que  la Federación no sea manejada por gente de su mismo partido político'. Al respecto,  apuntó al secretario general de la AOEM, Rodolfo Medina, al declarar: 'Una cosa es ganar la elección en la Capital y otra muy distinta es pretender conducir la Federación'.
En este contexto de enfrentamiento público, la AOEM pretende alcanzar la mayoría de los votos en la asamblea convocada para hoy para abandonar la Federación. De concretarse, el hecho representa una significativa pérdida de afiliación a la Festramco.
Por eso Molina anticipó que acudirán a la Justicia para resolver en ese ámbito las diferencias. 'Es un hecho antidemocrático porque en el salón de la AOEM no entran 100 personas y los afiliados superan la capacidad del espacio donde pretenden reunirlos', cuestionó  y se interrogó 'cómo van a expresar su voluntad los que no puedan entrar'.
Otro aspecto criticado por Molina fue el horario de la convocatoria teniendo en cuenta que se realiza durante la mañana cuando el grueso de los empleados están desarrollando sus labores. 
Más allá del descontento con la intención de la AOEM, Molina sostuvo que 'los afiliados tienen libertad de participar si quiere'. 



Fuente: La República >> lea el artículo original