El Consejo de la Magistratura de la Nación dio este jueves el primer paso en el inicio del juicio político al juez federal Nº 1 de Corrientes, Carlos Soto Dávila, acusado de ser jefe de una organización criminal para el encubrimiento de narcotraficantes a cambio de dinero, según la acusación del juez Sergio Torres, a cargo de la causa narco de Itatí, conocida como Operativo Sapucay.
El Consejo, que eligió hoy a sus nuevas autoridades, citó a Soto Dávila en el marco del artículo 20º del reglamento de la Comisión de Disciplina y Acusación del organismo. 
Sobre Carlos Soto Dávila pesa una orden de detención y debía prestar declaración indagatoria este jueves ante el juez federal Sergio Torres, en la ciudad de Buenos Aires, en el marco de una causa por narcotráfico iniciada con el Operativo Sapucay. En el mismo expediente ya fueron detenidos dos de sus secretarios y cuatro abogados. 
En tanto, más allá de la causa judicial, el Consejo de la Magistratura –el cuerpo encargado de designar y, eventualmente, destituir magistrados– dio hoy un primer paso en el inicio de un proceso de juicio político, consistente en una citación al juez, cuyo comportamiento está siendo evaluado bajo el artículo 20 del reglamento de la Comisión de Disciplina y Acusación.
Para ello, se convocó para el próximo lunes 18 a una reunión de esa comisión, que ahora preside el senador Miguel Pichetto, a fin de disponer los cargos en cada uno de los expedientes.
Por los plazos que corren, Soto Dávila declararía ante esta comisión del Consejo de la Magistratura recién en febrero próximo. La citación se resuelve por comisión y por mayoría simple de votos.
EI juez federal Torres ordenó esta semana la indagatoria y la detención de Soto Dávila. El magistrado está acusado de ser el jefe de una asociación ilícita que encubrió a narcotraficantes que operaban en Corrientes, desde donde transportaban grandes cantidades de marihuana para distribuir en la ciudad de Buenos Aires y en otras provincias.




Fuente: La República >> lea el artículo original